HABÍA QUE DECIRLO

$35.000

#Teleo

E-book

Audiolibro

El libro es ante todo un ensayo que busca poner en palabras una experiencia humana total delo lícito y lo prohibido, una experiencia que atraviesa la vida de millones de mujeres y que está inscrita en sus cuerpos: la experiencia del dolor que puede producir vivir, amar y decidir.Había que decirlole regala a la palabra “aborto” unas líneas con el fin de darle una realidad capaz de reflejar una experiencia límite. Y si bien ya existen diversos escritos sobre el tema, muchos trabajos académicos y científicos de expertos y expertas en la materia, y otros muchos, misóginos, aberrantes y odiosos –en general escritos por hombres–, no se ha dicho todo lo que se debe decir sobre este tema: decir lo indecible. Ese indecible que ningún hombre ha podido vivir ni experimentar.No obstante, este ensayo vivencial no habla sólo de la experiencia de la autora; quiere plasmar otras, ya contextualizadas en la Colombia de hoy. Demuestra el profundo sentido ético y político de esta lucha; expone la responsabilidad que han tenido las mujeres a lo largo de los siglos y la poca solidaridad de los hombres, incluidos los que pretenden amarlas, sumidos en una cultura patriarcal que les regala toda clase de argumentos para satanizar cualquier proyecto encaminado a reconocerlas como sujetos de derecho. ¿Será que los grandes principios del género humano –como la seguridad, la integridad, la dignidad, la libertad, la igualdad y la autonomía– se refieren y
se aplican solo y exclusivamente al género masculino? Y sin embargo, la recuperación del cuerpo de las mujeres tiene que ver con estos seis conceptos esenciales de la humanidad. Devolver su cuerpo a las mujeres ha sido, entre otros, uno de los grandes anhelos del feminismo. Y este escrito contribuye a su realización.

florence thomas

6 disponibles

Añadir a lista de deseos
Añadir a lista de deseos
Categoría: Etiqueta:

Información adicional

Peso 500 g
ISBN

9789588461113

Autor

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “HABÍA QUE DECIRLO”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *